Hasta el momento, las protestas contra la investidura del 45.º presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se han saldado con dos policías heridos y más de 90 manifestantes detenidos.

Los datos oficiales indican que algunas de las personas que protestan han formado grupos bien coordinados y han empleado martillos y barras metálicas, con lo cual los agentes han utilizado gas pimienta para tratar de disolver a esos colectivos.

Los disturbios han dañado escaparates, ventanas y algunos vehículos. El jefe del Departamento de Policía de Distrito de Columbia, Peter Newsham, ha declarado que solo “un porcentaje reducido” de los miles de personas que están concentradas en la capital de EE.UU. han recurrido a la violencia, aunque han ocasionado “daños considerables” en algunos barrios de esa ciudad.

Entre las personas que participan en esas concentraciones se encuentra el cineasta Michael Moore, quien exhortó a los estadounidenses a “interrumpir la investidura” de Donald Trump a través de Twitter debido a que opina que su llegada al poder es “una tragedia para la democracia”.