El Sombrerón

 

Fue famoso en Medellín en 1837 cuando recorría todas sus calles vestido de ruana negra, sombrero grande y montado en una mula negra, rodeado de dos enormes perros negros cogidos por gruesas cadenas. Perseguía a los borrachos y trasnochadores diciéndoles: “si te alcanzo te pongo este sombrero”. Aparecía los viernes de cuaresma y cabalgaba con un par de perros encadenados. El Sombrerón fue el espanto propio de Medellín. Es un espanto de figura humana usa ruana negra, un sombrero grandísimo y anda montado en una mula . Dicen que se le ha visto en Medellín, Andes y por la orilla del río San Juan.