[cincopa A0FAz5L1wHXD]

En Medellín se construye el puente urbano más largo del país

La obra costará 205.000 millones de pesos. Cada calzada de tres carriles mide 786 metros lineales. Puente de la Madre Laura

Al que será el puente intraurbano más largo de Colombia ya le están dando forma. Entre Castilla y Aranjuez, al norte de Medellín, maquinarias y obreros perforan la tierra y en su lugar edifican, a 30 metros de profundidad, los pilares que sostendrán el puente que llevará el nombre Santa Madre Laura Montoya.

En octubre de 2015, cuando terminarían las obras de infraestructura, la ciudad contará con un intercambio vial que no solo desembotellará el tráfico en esa zona de la capital antioqueña, sino que también servirá como conexión a la autopista Medellín–Bogotá. 

Son 205.000 millones de pesos que la Alcaldía dispuso para el megaproyecto que conectará las zonas nororiental y noroccidental: comunas 4 (Aranjuez) y 5 (Castilla) e indirectamente a las comunas 1 (Popular), 2 (Santa Cruz) y 3 (Manrique) situadas en el costado oriental; y la 6 (Doce de Octubre) y 7 (Robledo), en el costado occidental. Serán tres carriles por cada estructura (cada una tendrá 786 metros lineales) y contará con más de 3,5 kilómetros en ciclovías que conectarían con las construidas hacia el occidente de Medellín.

De allí seguirán con la ejecución de la superestructura, que por un costado tendrá tres carriles, andenes y ciclovías. Además de ellos, hay unas obras adicionales para vías de acceso al puente en ambos extremos, la canalización de dos quebradas y la intervención arbórea.

“No solamente es el puente: tendrá 1.600 metros longitudinales de andenes y zonas verdes con equipamiento público”, añadió.

Como es común en los proyectos que construye la capital paisa, la megaobra traerá enseñanzas sociales en la infraestructura. Por ello, a través de la Empresa de Desarrollo Urbano (EDU), construirán dos edificios donde vivirán las familias que tuvieron que ceder su predio para la ejecución del puente y no se quieren ir del sector.

“La mayoría (un 80 por ciento de los 400 predios) ya están a nombre del municipio. Los que no quisieron reasentamiento en sitio y tienen derecho a subsidio se les ha incluido en el mismo, y los que no, se les ha comprado”, agregó.

Sin mayores dificultades

Aunque en Medellín han sido recurrentes las polémicas entre ambientalistas, propietarios y constructores, el proyecto Madre Laura Bendita ha salido casi ileso a este tipo de situaciones.

Aún no se ven movimientos populares oponiéndose al mismo. Y es que para Gómez es una necesidad, ya que en el norte de la ciudad solo hay dos intercambios viales con una distancia entre cada uno de cinco kilómetros. “El puente estará en la mitad de los dos (a 2,5 kilómetros), lo que celebran los ciudadanos más que criticarlo”, dijo el funcionario municipal.

EL TIEMPO

[vc_video link=”https://www.youtube.com/watch?v=DiGkp_lc8qU”]