Seis homicidios, que se cometieron en Medellín en tan solo 24 horas, acabaron con la buena racha que traía la ciudad en materia de muertes violentas.

El coronel (r) Sergio Vargas Colmenares, secretario de seguridad de la ciudad, calificó como un martes complejo en materia de orden público e indicó que todos los homicidios fueron hechos dispersos, sin conexión y algunos de ellos sobre personas que tenían antecedentes judiciales.

- Publicidad -

Del total de homicidios registrados el 10 de marzo de 2015 cuatro de ellos fueron cometidos con arma de fuego y los dos restantes con arma blanca. Todos además se ejecutaron en diferentes puntos de la ciudad: Robledo, El Picacho, Guayabal, el Centro, Castilla y San Antonio de Prado.

Como Manuel Salvador Velásquez de 44 años, Joffrey Stefano Arcila de 27 y Johan Sebastián Marín Ledezma de 31 años, fueron identificados tres de las personas que resultaron asesinadas el pasado martes. Los tres cuerpos restantes están en proceso de verificación de identidad.

Vargas Colmenares resaltó sin embargo, que a pesar de haber tenido el pasado martes el día con más homicidios del año y sumar 15 en lo que va del mes, el acumulado en lo que respecta a muertes violentas sigue siendo positivo respecto al mismo periodo del año pasado (27).

Las causas de los crímenes

FOTO STEPHEN ARBOLEDA
FOTO STEPHEN ARBOLEDA

La primera víctima fue Manuel Salvador Velásquez Sierra, sujeto que, según información policial, no debía estar en la calle sino en su vivienda debido a que le habían impuesto medida de casa por cárcel.

Se supo que el hombre iba como parrillero en una motocicleta que era conducida por un amigo, cuando fueron abordados por dos sujetos que también iban en moto y que los tiraron al suelo.

El hecho ocurrió en la calle 64 con carrera 98 del barrio Aures (Robledo). Al parecer, después de que los hombres cayeron, los atacantes apartaron al que conducía la moto para dispararle a Manuel. El hombre tenía anotaciones por hurto y violencia intrafamiliar.

Horas después fue asesinado a puñaladas un hombre en la calle 97D con carrera 86, en El Picacho. El sujeto, de entre 30 y 35 años, no tenía documentos de identidad. De acuerdo con las versiones de personas del sector, a la víctima la atacaron para robarle.

El tercer homicidio ocurrió en la calle 13 sur con carrera 52, en el sector El Bolo de Guayabal, a las 11:30 de la mañana, aproximadamente.

Al parecer, el hombre, que quedó tendido junto a su moto al lado de una construcción, iba a robar un taladro industrial avaluado en seis millones de pesos. Esta víctima, de entre 25 y 30 años, tampoco portaba documentos de identidad.

Uno de los agresores fue capturado

Del homicidio presentado con arma blanca en la comuna de La Candelaria, en el Centro de la ciudad, Vargas Colmenares destacó que el agresor ya fue capturado y se encuentra a disposición de las autoridades judiciales.

El móvil de los crímenes y las circunstancias en que sucedieron los restantes aún son objeto de investigación de las autoridades competentes.

El Colombiano