Según la agremiación, estos comerciantes y los distribuidores pagan en “vacunas” cerca de 50.000 millones de pesos al año.

El peor problema de los 20.000 tenderos del Valle de Aburrá son las extorsiones o vacunas que les cobran los combos delincuenciales.

Así lo denunció Sergio Ignacio Soto, director de Fenalco Antioquia, quien dijo que el 90 % de los tenderos paga extorsiones de entre 50.000 y 250.000 pesos semanales.

Soto agregó que esto, sumado a lo que pagan muchos distribuidores de productos de aseo, lácteos, bebidas, licores, frutas y verduras, representa una renta de unos 50.000 millones de pesos anuales para los criminales.

El dirigente gremial afirmó que es un fenómeno que padecen los tenderos desde hace varios años y valoró el esfuerzo de la Alcaldía de Medellín para combatirlo.

Enfatizó en que la extorsión la sufren tenderos de varias capitales del país. Adicionalmente, le pidió más eficiencia al sistema judicial para llevar a prisión a los delincuentes.

El Centro
Por su parte, Luis Guillermo Pardo, presidente del Centro Consultoría de Conflicto Urbano C3, dijo que en 2012 su entidad hizo una investigación que halló que 8.200 comerciantes del Centro de Medellín pagaban en vacunas 3.100 millones de pesos mensuales. En esta comuna, anotó, pagan extorsiones tiendas, hoteles, moteles… y hasta vendedores de minutos de celular y prostitutas.

El secretario de Seguridad de esta capital, coronel (r) Sergio Vargas, destacó que fue la alcaldía de Aníbal Gaviria la que le pidió a la Policía Nacional crear el Gaula (Grupo Antiextorsión y Antisecuestro) Metropolitano. Señaló que esta unidad tiene una efectividad del 98 % en casos con denuncia ciudadana, por lo que les pidió a los comerciantes reportar la situación con detalles y no quedarse en la generalidad.

La línea telefónica del Gaula es la 165. Añadió que al Centro llegaron más de 300 policías y siete fiscales para enfrentar la criminalidad y, entre ella, la extorsión.

Recientemente, la Alcaldía le entregó a la Policía Metropolitana 565 motos, 62 camionetas y 1.459 radios de comunicación nuevos, que requirieron una inversión de 27.000 millones de pesos.

En el acto de entrega, el alcalde Aníbal Gaviria subrayó que la institución se debe enfocar en atacar delitos como la extorsión y el hurto.

Por JUAN CARLOS VALENCIA GIL.

El Colombiano