Venció 2-1 al Quindío en el Pascual Guerrero y dejó atrás 1887 días en la segunda división. Hernán Torres el DT que lo hizo posible.

La condena terminó. Lo hizo en el Pascual Guerrero que otra vez le devolvió la gloria que le pertenece por su historia en la primera división de la que es trece veces campeón.

Hernán Torres fue el técnico que lo hizo posible. Llegó en abril y metió una campaña digna de su escudo para reencontrarse con el fútbol grande de Colombia. El dolor quedó atrás. Dejó en el pasado cinco años que lo dejaron la desazón en carne viva.

Cargó la cruz del descenso desde 2012 y por 1.887 días. Ante el Deportes Quindío que le hizo pasar un susto en la primera fecha de estos cuadrangulares, impuso su autoridad para volver a la máxima categoría. Un golazo de Ernesto “Tecla” Farías a lo puso arriba en el marcador a los 20’ pero la desgracia se presentó con el autogol de Jonny Mosquera con un autogol a salida de un córner. Cristian Martínez de penal metió el 2-1 al final del primer tiempo.

Compartir
Artículo anteriorMurió Fidel Castro
Artículo siguienteNavidad a lo Paisa

Amo escribir sobre la verdad, dar una opinión desde la perspectiva de un ciudadano del común y no desde la de un periodista.