Estación San Antonio, 7:30 a.m. Foto: Marggie Riaza.
Estación San Antonio, 7:30 a.m. Foto: Marggie Riaza.

Desde hoy 24 de marzo en el Metro de Medellín iniciarán a operar las nuevas medidas para optimizar el servicio de transporte que actualmente se encuentra congestionado.

Con las obras del Parque del Río que iniciarán en la Autopista Sur este 8 de abril la movilidad en Medellín sufrirá un trastorno que puede aumentar de manera considerable la congestión vial. El Sistema Integrado de Trasporte, sobre todo el Metro se perfila como una solución a este problema.

La dificultad reside en que el Metro de Medellín está altamente congestionado y no sólo en horas pico, aunque en estas llega al borde del colapso. Por esto a partir desde mañana iniciarán a regir nuevas medidas en el Metro.

Claudia Restrepo, gerente de esta entidad, explicó las medidas a corto y mediano plazo que se tomarán para mejorar la movilidad en el sistema.

Anunció que la línea C será suspendida de manera temporal y que los dos trenes que la cubrían serán reutilizados para optimizar las líneas A y B, cada una de las cuales tendrá una nueva unidad en funcionamiento.

Restrepo anunció que con esta medida en la Línea B habrá un aumento del 25% en frecuencia y capacidad, a su vez en la Línea A se aumentara un 15% en las horas valle.

En las horas pico en la línea principal del Metro se aplicará otra estrategia. Este tren que entra viajará en la mañana sólo de hospital a la estrella y en la tarde de poblado a Niquía. A esta estrategia se le denominó “bucle”.

Además, en la última semana de abril llegarán cinco nuevos buses para nutrir las líneas de buses del Metro Plús.

Entre abril y junio se aumentarán los punto de recarga de la cívica externos al Metro, que actualmente son 18 y se planea sean para dentro de tres meses 280. Esto en alianza con Bancolombia. También en junio se instalarán 43 nuevos torniquetes, por un costo de 1.200 millones de pesos.

A largo y mediano plazo, dijo Restrepo, entre agosto y diciembre entran tres nuevos trenes a circulación, lo que aumentará la flota en un 5.5%.

Para optimizar su integración al Sistema Integrado de Trasporte (Sitva), el Metro y Encicla pretenden vincularse, pudiéndose usar la cívica para el préstamo de bicicletas. Adicionalmente, se implementarán a su vez dos parqueaderos en las estaciones Niquía y La Estrella, en las esquinas del sistema, y de manera permanente el Metro reforzará la “Cultura Metro” entre los usuarios.

Para esta optimización el Metro invirtió una suma aproximada de 50.000 millones de pesos.

Por: Adrián Marcelo Buitrago Gallego | El Mundo