EN BARRIOS COMO ARANJUEZ Y MUNICIPIOS VECINOS COMO ITAGÜÍ Y ENVIGADO SE HAN REGISTRADO CASOS.

Nuevamente, los ataques a perros y gatos en Medellín y otros municipios del área metropolitana, pone de manifiesto, la falta de cultura de algunos habitantes.

El caso más reciente se registró este fin de semana en la urbanización Reservas del Sur, ubicada en el vecino municipio de Itagüí. Allí, en una circular emitida por la administración se le advierte a sus propietarios que “algunas personas están tomando la justicia por su propia mano y sin pensar en los animales, que no son culpables de la irresponsabilidad de sus dueños, están colocando en sitios estratégicos alimentos envenenados como jamón y otros”.

Fotográfo Giuseppe Restrepo
Fotográfo Giuseppe Restrepo

Un habitante del sector asegura que “uno encuentra que en la unidad hay varias cositas para recoger las heces de los animales, pero no falta el dueño desconsiderado, entonces ya en la unidad les dio por envenenar a los perros”.

El caso no es el único. En los últimos días, por la intolerancia de algunos habitantes, se han encontrado muertos varios animales. Hay casos registrados, especialmente en barrios de la ciudad de Medellín como Aranjuez.

Ante esto, desde la Secretaría de Gobierno y Derechos Humanos de la Alcaldía de Medelín se volvió a hacer un llamado al respeto por los animales y al reiterar que el envenenamiento es una forma de maltrato.

La entidad explica que este maltrato se da por dos aspectos: el primero de ellos es la irresponsabilidad y segundo la intolerancia.

Por eso, desde allí se ratifica que el ciudadano que sea identificado por estar envenenando a los animales puede acarrear una multa entre uno y cinco salarios legales mínimos vigentes.

Responsabilidades de los dueños de los animales

Medellín es la única ciudad en el país que sanciona el maltrato animal, bien sea por envenenamiento, abandono y carencia de agua, alimento y espacio, además del no uso del bozal para las razas de perros consideradas potencialmente peligrosas. Entre ellas están American Staffordshire Terrier, Bullmastif, Dóberman, Dogo Argentino y otras.

La ciudadanía puede hacer las denuncias para casos urgentes en el 123, módulo ambiental o dirigirse a la Inspección Ambiental, carrera 52 número 71 – 84, segundo piso.

Los datos

1. Unas 1.200 denuncias fueron recibidas por la inspección ambiental de Medellín relacionadas con maltrato animal.

2. Otros dos perros, llamados Princesa y Rocky, fueron envenenados en la zona de Santa Elena.

LAURA ROSA JIMÉNEZ

Tomado de DIARIO ADN