MÁS DE 40 DE ESTOS APARATOS SE HAN DECLARADO CON DAÑO TOTAL EN LOS ÚLTIMOS DOS AÑOS.

558922_437770909681842_1444635630_nUna tendencia vandálica, también producto de quienes persisten en la quema de pólvora, tiene en alerta a las autoridades de la ciudad.

En los últimos dos años 40 teléfonos públicos han sido declarados en pérdida total como consecuencia de los explosivos que les ponen en su interior.

El hecho, que es una constante en época navideña, ha despertado la indignación no solo de las directivas de UNE, propietaria de las cabinas telefónicas, sino de la comunidad que se afecta por la suspensión del servicio.

Diego Serna, coordinador de las redes de teléfonos públicos de UNE, reportó que en los dos primeros días de diciembre, ya debieron retirar una unidad debido a profundos daños ocasionados por la detonación de pólvora que ubicaron en la boquilla donde caen las monedas.

“Hay personas que en esta época utilizan los teléfonos públicos como centro de diversión para llenarlos de pólvora”, indicó Serna, para justificar la campaña de concientización que están adelantando por toda la ciudad.

Aunque el acto de vandalismo es recurrente en toda el área metropolitana, en los municipios del sur del valle de Aburrá es donde, según las directivas de UNE, más dañan teléfonos.

También han detectado casos en localidades del Oriente cercano. La filial de EPM tiene 8.600 teléfonos monederos y 2.000 sin cobro, como parte de un programa de responsabilidad social, en las zonas de cobertura de Antioquia.

Los daños en esas unidades ha obligado a que los técnicos casi tripliquen las visitas y revisiones a estas.

“Cuando le ponen la pólvora, por lo general, queda con pérdida total y debemos dejar la unidad sin servicio hasta que se reponga o en el peor de los casos retirarlo”, anotó Serna.

El reporte de lo corrido en la actual época navideña también da cuenta de una cantidad considerable de bocinas dañadas.

En total, confirmaron las directivas de UNE , 1,5 teléfonos son dañados, en promedio, por día durante las fiestas de fin de año.

De cada teléfono público salen unas 100 llamadas diariamente lo que, de acuerdo con Serna, significa que más de un centenar de personas se ven afectadas.

La línea telefónica habilitada por UNE para denunciar los daños a los teléfonos públicos es la 4444 170 opción 3.

DIARIO ADN