Las bebidas alcohólicas desde que se inventaron han tenido una reputación muy dudosa pues la mayoría de los que la consumen no tienen muy claro cuáles son los limites en cuanto a parar de beber.

Y es por esto que a raíz del consumo excesivo de esta bebidas se originan accidentes, peleas, incluso el poner en peligro la vida de la persona que está tomando.

Sin embargo, una de las bebidas que ha recibido gran parte de la culpa por parte de la obesidad, esta la conocemos como la cerveza, pero gracias a un estudio nuevo que realizaron pudieron comprobar que la realidad es que esta no engorda.

De hecho una cerveza tiene la misma cantidad calórica que una taza de leche entera por lo que está demás decir que esta no nos va a ocasionar par de kilos demás al cabo de un mes de estarla consumiendo.

A raíz de dicho estudio se pudieron apreciar muchísimas propiedades beneficiosas de la cerveza, las cuales desde luego las traemos para ustedes en este artículo para que tengan con que refutarles a sus familiares cuando te digan que no deberías estar bebiendo tanta cerveza.

A continuación les mostramos el listado de los beneficios ocasionados por el consumo paulatino de cerveza:

Ayuda a mejorar la gripe y neumonía:

De acuerdo a un estudio japonés se determinó que la cerveza tiene un lúpulo el cual tiene propiedades antioxidantes y que ayudan a detener la propagación de los virus que ocasionan la gripe y este tipo de complicaciones respiratorias.

Ayuda a las personas que tienen retención de líquido:

Se ha comprobado que la cerveza tiene propiedades diuréticas, si se han fijado cada vez que toman por lo menos cuatro cervezas a la media hora deberán ir al baño por lo menos dos veces y esto se debe a que te limpia el organismo.

Elimina el insomnio y trastornos del sueño:

Si lo sabemos suena loco pero la realidad es que hicieron un estudio en España el cual reveló que la cerveza tiene propiedades sedantes y con consumirla en cantidades moderadas podría ayudar a muchas personas que no pueden dormir a conciliar el sueño.

Estos y muchos otros son los beneficios que te puede otorgar la cerveza así que disfruta de vez en cuando de una fría y recuerda nunca caer en los extremos para evitar complicaciones.