En un símbolo de lucha se había convertido la joven Camila Abuabara que, con tan solo 24 años y cursando la carrera de derecho, murió este martes en horas de la noche tras 5 años de lucha contra la leucemia.

Un largo suplicio tuvo que vivir Camila y su familia tras encontrarse con el engorroso y malvado sistema de salud colombiano que se negaba a practicarle un procedimiento de trasplante de médula porque no estaba dentro del POS. La EPS Sanitas dilató el procedimiento que luego tuvo que realizar tras el fallo de un juez a favor de Camila por una tutela interpuesta por su abogado.

Luego de una larga batalla legal, Camila fue intervenida, siguió dando la lucha pero de poco sirvió. La enfermedad ya estaba muy arraigada en ella y al final, terminó perdiendo la batalla.

Su lucha fue incansable. A través de redes sociales se hizo eco de su situación, ella misma relataba su suplicio desde su cuenta de twitter y su blog personal, donde escribía, en primera persona, todo lo que iba pasado con su salud, en definitiva con su vida.

Por su valentía Camila se convirtió en un símbolo en la lucha por nuestro derecho a un servicio sanitario digno. Que luche por preservar la vida humana y no el bolsillo de sus particulares.

Hoy le damos el último adiós, pero siempre será la cara que mostraremos, indignados, el día que nos cansemos y tomemos las calles en protesta, en resistencia a la crueldad que padecen miles de colombianos que por el funcionamiento de un sistema de salud terrorífico, mueren a diario.

Camila

Frases de Camila:

“Mi hermano ya donó una vez, pero fracasó porque Sanitas lo autorizó muy tarde”.

“El medicamento hace que se me olviden las cosas”.

“Yo estoy en tercera recaída, las recaídas en el cáncer que tengo lo hacen peor”.

“Nunca han hecho un trasplante de tercera recaída en Colombia, allá desahucian pacientes en segunda recaída”.

“Yo empecé con el blog y Twitter y empezamos haciendo unas campañas en pro de la salud sin imaginarme que me iban a desahuciar”.

“Soy 50% compatible con mi hermano, y ha sido muy difícil conseguir un donante, necesitamos que el médico tenga mucha experiencia”.