Después de haber vuelto a la “normalidad” ambiental, la calidad del aire en el Valle de Aburra vuelve a empeorar. ¿Será que vamos de nuevo pa’ la alerta roja?

En los últimos días hemos estado chequeando el mapa del SIATA (Sistema de Alertas Tempranas del Valle del Aburrá) encontrándonos con varias estaciones de monitoreo  fluctuando entre amarillo y naranja, con excepción de la estación de Girardota que llego a estar en verde, pero la que casi siempre ha estado en naranja y la que mayor numero de partículas contaminantes ha registrado es la de Caldas- Corporación La Sallista.

Lastimosamente, el día de hoy, 6 de las 8 estaciones han estado en clasificación Naranja, incluyendo la que menos contaminación registraba que es la de Girardota.

Las estaciones ubicadas en la Coporación La Sallista, en la estación del Metro Estrella, en la Casa de Justicia de Itagüi, en el Museo de Antioquia, en la Universidad Nacional y en Girardota, son las que durante todo el día han estado en Naranja, alcanzando una concentración máxima de 53 PM según reporto el SIATA.

Tal cual como lo dijimos en un artículo anterior, el pico y placa ambiental a vehículos, solo es un pañito de agua tibia ante una problemática tan grande, la deforestación excesiva y la siembra de chamizos de lento crecimiento y que no ayudan a mejorar la calidad del aire son factores que ayudan a que esta crisis ambiental esté de mal en peor.

Entra y lee: Federico, a Medellín hay que sembrarle árboles, no chamizos

Mientras que por un lado la alcaldía de Medellín pretende reforestar el centro de la ciudad, el Área Metropolitana sigue otorgando licencias para talar arboles. (En plena crisis ambiental y el Área Metropolitana da licencias pa’ talar árboles