Sin duda alguna es una exquisitez de plato, aunque para muchos puede ser un plato ordinario, corriente, de poco glamour  y montañero, estamos seguros que pa’l 90% de los paisas es de los mejores desayunos que uno se pueda comer, pero es que eso somos, somos montañeros, somos hijos del campo, comemos en trastos y raspamos las ollas, nos sentimos orgullosos de ser Paisas montañeros. Y como el que no quiere caldo se le dan dos tazas, hoy en día dejo de ser un desayuno que solo nos hacían  nuestras madres en casa y paso a ser preparado en casi la gran mayoría de restaurantes, hasta en los restaurantes mas finos es servido como plato Gourmet.

El calenta’o varía dependiendo de la región y el país de donde se prepare, pero es típico de nosotros, y como obviamente preferimos lo nuestro, pues hablaremos del Paisa. El calenta’o se prepara con las “sobras” de las comidas que quedaron del día anterior y se le agrega más ingredientes, todo depende de los gustos de las personas, tiene origen desde hace muchos años, era y es el desayuno de nuestros arrieros y campesinos, esos que necesitaban energía pa’ irse a laborar al campo y pa’l almuerzo, su buen fiambre.

Actualmente es el desayuno rey, el que esta de moda y aunque no se prepare con comida del día anterior, no es motivo para no disfrutarlo, obviamente quedan mucho mejor con el sabor que le dan unos fríjolitos trasnocha’os.

La preparación es muy fácil, fríjoles revueltos con arroz, huevo revuelto o duro, hogao, chorizo, morcilla, un pedazo de carne o un chicharrón patudo, obviamente la arepita con quesito que no puede faltar y una buena taza’a de chocolate o de aguapanela.

Hay diferentes tipos de calenta’os, hay de sancocho, suda’0, también de spaghetti, pero el preferido de nosotros es el de fríjoles.

Se que nuestros paisanos que están en el exterior extrañan este desayuno, así que esperamos que vuelvan pronto y puedan disfrutar de este manjar de dioses, preparado en el terruño.

El que no lo haya comido, no sabe de lo que se pierde.

Leé también LA GASTRONOMÍA EN ANTIOQUIA.