Con el de ayer, Medellín registró tres días consecutivos sin homicidios

0

Por tercer día consecutivo las autoridades de la ciudad de Medellín a través de su informe diario de homicidios del Sistema de Información para la Seguridad y la Convivencia reportaron calma en la ciudad al no registrarse ninguna muerte violenta.  Sin embargo, agosto sigue registrando un número alto de homicidios al contabilizar hasta las fecha 49 (45 hombres más 4 mujeres), 18 más que el mismo mes del año 2016 cuando se registraron 31.

La calma se podría deber a que diversos medios y analistas urbanos están ventilando información referente a un nuevo ajuste del pacto del fusil en la ciudad.

Al respecto, la organización Análisis Urbano  informó a través de su sitio web:

La confrontación en el corregimiento de Altavista y en Belén habría llegado a su fin luego de tres meses del enfrentamiento criminal urbano que se ha extendido a los barrios Belén Zafra, Altavista, Buenavista, Belén Rincón y Belén Los Alpes, dejando como consecuencia muertes, desplazamientos intraurbanos, desapariciones y una comunidad confinada por el miedo y el toque de queda ilegal.

Las bandas, representadas en jefes y patrones, habrían pactado silenciar los fusiles y reorganizar el territorio.

Este pacto, en el que participaron jefes de La Oficina, las AGC (o Clan del Golfo) y bandas paramilitarizadas que han estado involucradas en la desestabilización de la ciudad, serviría para que en otros territorios, en donde se han presentado confrontaciones, producto del reacomodamiento del negocio paramafioso representado en vacunas, tráfico de drogas, pagadiario y sicariato, cesaran las confrontaciones.

En el mismo informe la misma organización reporta una nueva repartición de los territorios en los que operan redes delincuenciales y de microtráfico en la ciudad, de la siguiente forma:

La reunión del viernes 25 de agosto afina el Pacto del Fusil que se ejecuta desde el 13 de julio de 2013, luego de la firma entre las estructuras de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, La Oficina del Valle de Aburrá y en menor medida de Los Rastrojos. El pacto fue ratificado en Santa Fe de Antioquia y fue conocido por algunos periodistas como el pacto de San Jerónimo, entre el 23 y el 24 de julio. [Video: Cuánto se estableció el Pacto del Fusil]

Se pactó entonces respetar las conquistas que se dieron en la guerra y lo que se adquirió, como plazas y vacunas.

Autodefensas Gaitanistas de Colombia: toda la parte alta del corregimiento de Altavista hasta la frontera con La Esperanza.

Los Chivos: se quedan con La Esperanza hasta la frontera de la parte alta de Altavista, territorio que se lo disputaban con Las AGC, incluyendo Choleos y La Palma.

Pájaros Rebeldes: los hombres al mando de alias Hugo Pájaro o Damián, así como su hermano Juancho Pájaro, quedan en dominio del barrio La Gloria y Buenavista (parte baja), ostentando un poder importante en la parte alta de Belén. Con esto constituyen una gran alianza con Los Chivos.

Estos Pájaros Rebeldes quedan en la frontera de San Bernardo con alias Pichi, representante de Los Chamizos, de las comunas 8 (Villa Hermosa) y 9 (Buenos Aires), y de La Oficina del Doce de Octubre, recibiendo instrucciones de Carlos Chata.

Pájaros Pesebreros: de acuerdo con esta división de territorios son los grandes damnificados, quedando solamente con el control de Belén Zafra, con Martín (o el Gordo) como jefe, y Las Brisas, al mando de alias el Negro. De esta manera perderían toda la zona que ahora controlan los Pájaros Rebeldes.

Esta es la realidad de los territorios del corregimiento de Altavista y de Belén donde se reparten y reorganizan las finanzas y los territorios, además de evitar que se presenten nuevas confrontaciones y operativos policiales.

Chivos y Pájaros con protección

La Agencia de Prensa de Análisis Urbano pudo establecer —con algunas de sus fuentes—, que las bandas de Los Chivos, con alias Chatán, y Pajáros Rebeldes, de Hugo Pájaro o Damián, quedan bajo la protección de la Alianza Criminal del Norte, integrada por las bandas: Pachelly, El Mesa, La Oficina del Doce de Octubre, Los Chamizos y Los Chatas. El líder de esta alianza es Carlos Chata y su aliado principal las Autodefensas Gaitanistas de Colombia. Esta sería la entrada de este jefe criminal a Belén y a una parte del corregimiento de Altavista a través de la alianza con alias Pichi, Los Chivos y los Pájaros Rebeldes, uniendo esfuerzos para buscar controlar la totalidad del territorio con las AGC.

Y aunque extraoficialmente se dice también que la actual tregua se debe a la visita del Papa Francisco a Colombia, lo cierto es que por el momento durante 3 días en la ciudad de Medellín, no hemos tenido muertes violentas que lamentar.

Amanecerá y veremos…

Si te interesa el artículo completo de Análisis Urbano lo puedes leer dando click aquí

También te puede interesar leer:  Llego a Medellín el Papamóvil