Concejales de Medellín manifiestan su preocupación por el aumento de las cifras de abandono de la niñez y el adulto mayor.

Como alarmante fue calificada la situación de abandono de los niños, niñas y adultos mayores en la capital antioqueña, durante la sesión plenaria del Concejo de Medellín. La pobreza extrema, la violencia intrafamiliar, el abuso sexual, la discapacidad física y mental, sumado a la falta de oportunidades son algunas de las causas del incremento de las cifras negativas de esta problemática.

El concejal John Jaime Moncada Ospina, del Partido Conservador, primera bancada citante del debate, afirmó que entre 2008 y 2016, se registraron 556 casos de niños y niñas abandonados; y en lo que va corrido del 2017 ya se han reportado 66 casos, siendo las comunas 8, 9, 10, 14, 15 y 16 las más afectadas. Aseguró que de continuar esta tendencia, se puede superar la cifra del año anterior que cerró con un total de 180 menores abandonados.

Asimismo, el concejal Moncada Ospina hizo énfasis en los 3.350 adultos mayores en situación de vulnerabilidad que fueron registrados en los últimos casi diez años, principalmente en la Comuna 10 – Centro, de los cuales el 20 por ciento se encuentran desamparados en clínicas y hospitales de la ciudad.

Solicitó a la Administración Municipal identificar cuáles son las principales variables que han disparado la cantidad de niños, niñas y adultos mayores abandonados en Medellín e hizo un llamado a fortalecer la articulación entre el sector público y privado, las organizaciones no gubernamentales y otras entidades, para mejorar y dignificar la calidad de vida de esta población vulnerable.

Por su parte, la concejal Nataly Vélez Lopera, del Partido Centro Democrático, segunda bancada citante, resaltó a la familia como el principal entorno protector para la niñez e hizo referencia no solo al abandono físico, sino a la importancia de dar cobertura integral relacionada con las falencias emocionales, médicas, psicológicas y educativas, mediante la consecución de los recursos para dar continuidad a los proyectos vigentes.

Vélez Lopera agregó que el año pasado hubo un incremento del 153 por ciento de los casos atendidos por el Instituto de Bienestar Familiar, Icbf, frente al 2015; mientras que la Unidad de Niñez, benefició 7.730 niños y adolescentes en 2016 en los diferentes programas de protección, de los cuales 3.268 fueron atendidos por negligencia o abandono físico, emocional y psicoafectivo.

En su intervención, el concejal Ramón Emilio Acevedo Cardona, del Partido de la U, tercera bancada citante, se refirió a la falta de una política clara sobre el programa de Cuidadores de los adultos mayores y la formación de espacios en los que esta población pueda acceder a comedores comunitarios, disfrutar de encuentros recreativos y reconstruir aspectos emocionales y sociales.

Al respecto, el secretario de Inclusión Social y Familia, Luis Bernardo Vélez Montoya, manifestó que actualmente la Administración Municipal cuenta con estrategias dirigidas al manejo del riesgo, la identificación de las amenazas y acciones de prevención y mitigación, con el fin de disminuir esta problemática, institucionalizar y mejorar la condición de vida de los más vulnerables.

Acto seguido, la directora regional del Instituto de Bienestar Familiar, Icbf, Selma Patricia Roldán, afirmó que las edades de más abandono en el departamento oscilan entre los seis y once años, siendo el sexo masculino el de mayor impacto. Indicó, además, que esta población se atiende a través de internados y madres sustitutas.

De otra parte, el Mayor Adolfo Cruz Beltrán, de la Policía de Infancia y Adolescencia, puntualizó que dentro de la institución existe un grupo especial dedicado a la primera infancia, el cual hace recorridos preventivos y de control para brindar un acompañamiento continúo y proteger los derechos de los niños, niñas y adolescentes.