El celador del edificio en donde apareció muerta la niña Yuliana Samboní apareció muerto este viernes. Fuentes de la Policía señalaron que al parecer se habría suicidado.

Fuentes de la Policía señalaron que el vigilante, que era testigo clave en el proceso por el asesinato de la niña Yuliana Samboní, fue encontrado sin vida en su casa del sector de El Tintal, en el sur de Bogotá.

El vigilante había estado de turno en el edificio el día en que apareció la niña en el apartamento en el que vivía Rafael Uribe Noguera, señalado como posible autor del crimen.

Las primeras versiones apuntan a que el hombre se habría suicidado.