Antioquia tiene todo pa’ ser un estado libre

0

El PanAmpost, uno de los medios digitales más influyentes en Estados Unidos ha escrito en su columna de opinión un artículo acerca de nuestra tierra.

Desde hace años se ha venido pensando en la ídea de que Antioquia sea un estado libre y soberano debido a muchos aspectos, y debido a los últimos acontecimientos que han ocurrido con el Gobierno Central, esta propuesta ha tomado mucha más fuerza entre varios sectores antioqueños y ciudadanos.

A continuación te compartidos algunos apartados del artículo publicado.

La región de Antioquia cumple todos los requisitos para ser un Estado libre.

Por Jaime Luis Zapata

El derecho a la autodeterminación es el derecho que le asiste a una comunidad política de conformar su propio Estado, y de ser independiente de otro en términos políticos y jurídicos. Existen dos teorías principales acerca del derecho de autodeterminación. De acuerdo con la teoría histórica, este derecho le asiste a una nación. Es decir, debe existir una nación, para que entonces pueda exigir su derecho a tener un Estado independiente. A la vez, para que exista una nación debe haber una comunidad humana que comparta una historia, tradiciones, lengua, cultura, etnia, religión, entre otros aspectos que la hagan particular y única.

La historia muestra que los nuevos Estados son resultado de la voluntad de una comunidad humana, que comparte una historia y una cultura, de separarse de una organización política a la que ha pertenecido por diferentes vínculos. El primer Estado que se conformó de esta manera en la modernidad es Estados Unidos, y el ejemplo lo siguieron las colonias hispanoamericanas. Entre estas, Antioquia, la cual se declaró como Estado libre el 11 de agosto de 1813.

Por esto, no resulta utópico plantear que Antioquia sea un Estado independiente. Si vemos la historia latinoamericana nos podemos dar cuenta de que el orden socioeconómico descansaba sobre los grandes latifundios, con un gran hacendado y trabajadores casi en situación de vasallaje. Esta mala práctica llevó a una personalidad política parasitaria. Como ha demostrado James Parsons (1997), en Antioquia esto no ha sido lo común: nuestra colonización prefirió los pequeños terruños para las familias, llevando a una ética del trabajo que estimulaba el ahorro y el esfuerzo.

La independencia también puede ser una forma como una comunidad humana puede recuperar su dignidad al sentirse maltratada por un gobierno que no responde a sus necesidades. Puede también ser una forma como una comunidad humana puede defenderse frente a un Estado tiránico que la explota.

Antioquia puede ejercer el derecho a la autodeterminación, apoyándose en sus características de nación, y a la vez puede garantizar que si una comunidad humana no se siente a gusto pueda a la vez conformar su propia organización política e independiente.

Si deseas leer la columna completa, acá te compartimos en enlace ⇓

La región de Antioquia cumple todos los requisitos para ser un Estado libre