Después de la fatídica tragedia ocurrida en la tarde del domingo 25 de Junio en Guatapé, muchos factores empezaron a salir a flote que alertaban de una posible tragedia.

El Almirante” una de las embarcaciones turísticas más tradicionales del municipio, no estaba apta para transportar a personas.

Solidaridad de las lanchas de Guatapé: Clave para que la tragedia no fuera peor

El barco en meses pasados había presentado ya un par de accidentes en donde por fortuna no resultó nadie herido, pero esta vez la historia fue diferente, una serie de irregularidades de la embarcación que se encontraba en mal estado, negligencia de la tripulación y encargados, e inoperancia de las autoridades competentes para poner en regla y hacerle control este barco, fueron los responsables de que se perdieran estas vidas. ¿Quien responderá?

Los habitantes del sector, ya habían alertado sobre los incidentes ocurridos con la embarcación.

Varias personas muertas y desaparecidas ha dejado la tragedia en Guatapé

El primero ocurrió, cerca de la Isla de La Fantasía, que obligó a la intervención de los organismos de socorro y por fortuna no hubo nada que lamentar.

El segundo ocurrió el 31 de Marzo cuando en la madrugada el barco se hundió, debido al horario, muy pocas personas se dieron cuenta y no llamo la atención. Por lo que el dueño inmediatamente le hizo algunos arreglos. Por fortuna, tampoco hubo hechos que lamentar.

Lastimosamente este tercer incidente ha enlutado a Antioquia y deja muchas preguntas que responder acerca de los procedimiento, elementos de seguridad que deben tener este tipo de embarcaciones, y de la supervisión y vigilancia de las autoridades, pues por lo visto no había ninguna. ¿Por qué una embarcación que ya se había hundido en dos oportunidades le permitieron zarpar nuevamente? ¿Le hicieron los estudios y controles correspondientes para verificar que estuviera en condiciones? ¿Por qué permitieron ese sobrecupo?

Algunos de los sobrevivientes narraron que en ningún momento les dieron instrucciones de seguridad, no habían los suficientes salvavidas y que aparte de la embarcación, muchos de los salvavidas estaban deteriorados.

La Superintendencia de Transporte anunció a través de su cuenta de Twitter que liderará las investigaciones sobre el accidente.

La empresa contaba con las habilitaciones por parte del Ministerio de Transporte desde el 2009 con renovación de permiso de operación en el 2016“. Dijo el viceministro de Transporte, Alejandro Maya.

¿Quien daba estos permisos? ¿Que les exigen a estas embarcaciones para poder transportar a personas?

Es de conocimiento, que el 90% de estas embarcaciones no usan las medida de seguridad adecuada y a sus pasajeros no les dan chalecos salvavidas.

Lamentablemente tienen que pasar este tipo de tragedias  para que los organismos encargados les interese.

En vídeo: Momento exacto del hundimiento del barco en Guatapé