Otra vez un terremoto disparó el pánico en Japón. Un terremoto de 7,3 grados de magnitud en la escala de Richter se registró hoy en Fukushima, tras lo cual se difundió una alarma de tsunami con olas de tres metros.

El movimiento telúrico se registró frente a la costa oriental de la prefectura de Fukushima, donde hubo un fenómeno similar que devastó parte de la zona y desató un desastre nuclear en 2011.

La agencia meteorológica nipona reveló que el sismo se detectó a las 6 de la mañana (hora local del martes, 21 GMT) a una profundidad de 10 kilómetros.

Las autoridades japonesas ordenaron a los residentes de la costa en Kamaishi a evacuar la zona a raíz de los riesgos de un tsunami, con olas que pueden llegar hasta los tres metros tras el fuerte terremoto que sacudió al noreste del país, frente a la costa de Fukushima.

El sismo se sintió en un extenso perímetro de la isla principal de Honshu, incluida Tokio, despertando a millones de habitantes de la región que fue devastada por un enorme tsunami en marzo de 2011.


Los operarios de las centrales nucleares indicaron que estaban observando los datos en sus instalaciones, entre ellas las de Fukushima Faiichi, donde se produjo un accidente nuclear tras el tsunami de 2011.

Según el canal público NHK, no se produjo ninguna anomalía en las centrales, que están todas paradas en la región.

La NHK interrumpió inmediatamente su programación para difundir las informaciones de las autoridades. “Llega un tsunami, huyan, avisen a sus vecinos”, declaró un periodista del canal.

Noticia en desarrollo…