El Tribunal Superior de Medellín revocó la absolución de un Juez de Bello había decretado a favor del cantante de reggaeton dejándolo en libertad.

El cantantoe deberá pagar 17 años de prisión por los delitos de tentativa de homicidio y porte ilegal de armas de fuego.  El hecho ocurrió en Febrero de 2012, en una finca en Copabana, en donde el reggaetonero le propicio 3 disparos a Edwin Alfredo Henao Moná ocasionándole la muerte

Encuentre más detalles de esta noticia en nuestra edición impresa de este jueves 18 de febrero.

El cantante se hizo famoso hace años gracias a su hit musical “Vengo Acabando”