Aunque los muertos en Guatapé posiblemente seguirán ascendiendo, la tragedia pudo haber sido peor.

Muchas más personas pudieron haber muerto por no decir todas en caso tal de que el accidente hubiera ocurrido algunos cientos de metros más adentro.

En el embalse está prohibido nadar, solo algunas zonas autorizadas las personas se pueden meter a sus aguas. El embalse fue construido en un terreno irregular, sus aguas son bastantes frías, turbias y caudalosas. Para practicar los deportes acuáticos, siempre se ha recomendado usar la protección adecuada.

Por “fortuna” el barco estaba a pocos metros del malecón, en donde sus aguas no son tan frías y debido a la cercanía en la que estaba, las personas pudieron socorrer rápidamente a los demás. (Solidaridad de las lanchas de Guatapé: Clave para que la tragedia no fuera peor)

Estas embarcaciones hacen un recorrido algo extenso, el cual se demora entre hora y hora y media, adentrándose en el embalse, en donde el terreno es mucho más peligroso por los motivos mencionados anteriormente.

Si “El Almirante” hubiera recorrido algunos de cientos de metros más, la ayuda no hubiera podido llegar oportunamente, por lo que los muertos serían muchos más, por no decir todos. Al hundirse el barco del todo, las personas que se encontraban en los primeros pisos tal vez se hubieran ido hasta el fondo con el y con el agua tan turbia sería más difícil escapar del barco,  los demás se hubieran quedado a la deriva a la espera de ser rescatados. Sin flotadores y con una temperatura del agua tan fría que causa hipotermia, el número de víctimas fatales sería mayor. Varias personas han fallecido en estas aguas este año por la misma razón.

Esperamos que las autoridades correspondientes tomen las medidas y controles necesarios para que esto no vuelva a ocurrir nunca más.

El Almirante, una tragedia anunciada en Guatapé ¿Quien responde?