La noche del 7 de abril de 2016 fue algo extraña para los habitantes del Parque de Belén Los Alpes, pues un agónico maullido retumbo en los oídos de todos los que vivimos en inmediaciones del Parque.

A la 1.00 AM, y ante tanta agonía, Felipe Valencia, líder de la comunidad de Solo Paisas, linterna en mano salió en búsqueda por todos los árboles del parque del origen de tan penetrante sonido.

Sobre la 1.30 descubrió que un gato callejero había logrado subir uno de los árboles más grandes y que, extrañamente para esta especie, no había logrado volver a bajar.

Sobre las primeras horas de la mañana del 8, comenzamos a mirar como ayudar al pobre gato a bajar del árbol.  Intentamos construir una pequeña escalera sobre el tronco principal del árbol.  Ohhh sorpresa, el gato se trepo unos 2 ó 3 metros más arriba y se nos hizo inalcanzable.

copa arbol

Ante la angustia, tomamos la decisión de llamar al 123 para que nos ayudarán.  Un par de horas más tarde una gran máquina de bomberos llegó al parque a tratar de ayudar, aunque no pudimos.  Los gatos, por su naturaleza, al sentir hambre buscan la forma de comer algo, y, por naturaleza, debería bajar durante esa tarde – noche.  Por esto, acordamos con los bomberos esperar a ver que pasaba esa noche.

Un potente aguacero acompaño la noche del 8 – amanecer del 9 de abril.  Pensamos que ante tanta agua el gato había bajado del árbol.

Nuevamente en las primeras horas del 9 de abril miramos si el gato ya había bajado.  Nuevamente, Oh Sorpresa, el gato seguía en el árbol, casi en la copa ya, y lucía bastante débil.

Toda la tarde tratamos de solucionar la bajada del gato.  A las 6 de la tarde hicimos un último esfuerzo y con la ayuda de algunas personas de la comunidad de Solo Paisas y del grupo Gatos en Adopción llamamos nuevamente a la línea 123.  Una hora más tarde una nueva máquina de bomberos visito nuestro parque.

 

Con la comunidad unida, con un gran plástico esperando que el gato cayera, los bomberos de la ciudad de Medellín comenzaron a lanzar agua al árbol y finalmente, luego de más de media hora el gato cayó, después de haber bajado de la copa del árbol unos 20 metros.

El gato callejero fue llevado donde el veterinario para ser valorado y estabilizado, no sufrió lesiones alguna, efectivamente se encontraba en estado leve de deshidratación y con inicio de hipotermia.

Se necesita ayuda para encontrarle hogar al felino y también ayuda economica para correr con los gasto del veterinario, vacunas y castración.

Gracias a todos los que nos ayudaron, dolientes, comunidad de SOLO PAISAS y Gatos en Adopción, bomberos de Medellín y comunidad de Belén Los Alpes, sin la ayuda brindada, la historia hubiera sido diferente.